«Es una vergüenza», afirman los empresarios de autocaravanas en Asturias sobre la ley de turismo itinerante

Los empresarios de autocaravanas en Asturias han hablado. Y lo tienen claro: «Es una vergüenza». Se refieren al decreto de campamento de turismo y otras modalidades de turismo de acampada, que el Gobierno del Principado está tramitando y que regula, entre otros, el turismo de autocaravanas. La norma equipara la pernocta en vehículos vivienda con la acampada y establece una regulación que afecta también a las distintas áreas municipales gratuitas. Todo aquel usuario que duerma en este tipo de vehículos o en furgoneta se vería afectado por la norma, que incluye asimismo el requisito de informar a las autoridades de la identidad de los viajeros, como hacen campings y hoteles. De momento, el decreto está paralizado. Pero los empresarios del sector del caravaning tienen clara su posición y reclaman que se tenga en cuenta «a la gente que de verdad conoce el asunto».

‘Tal parece que el que redactó esa norma no tiene ni idea de lo que es una autocaravana», explicó Tania Mata, portavoz de autocaravanas Costa Verde, en Gijón, empresa dedicada a la venta y alquiler de autocaravanas. Como recoge  una nota de prensa de Europa Press, Mata sostiene que existen importantes contradicciones en el decreto y lamenta que no se haya consultada a concesionarios, fabricantes o usuarios. No se opone a una norma, pero señala que el decreto en cuestión no es el más adecuado ni mucho menos y les afecta directamente.

Por su parte, los empresarios de Caravanas Principado (venta y alquiler) y de North Campers (reparación y homologaciones) coinciden, tal y como recoge la misma nota de presa,  en que, aún sin decreto y con la legislación actual, Asturias es actualmente una de las comunidades autónomas que más problemas ponen en este tipo de turismo.

La norma ha sido rechazada por los grupos de la oposición en el parlamento asturiano, pero representantes de la Mesa de Turismo de FADE y de la Asociación de Campings de Asturias ya han mostrado su malestar por ello, alegando que habían contado con el visto bueno del Consejo Asesor de Turismo. Dese FADE han amenazado con abandonar el Consejo, mientras que el presidente de la Asociación de Empresarios de Campings de Asturias, Ramón Álvarez, negó que su colectivo tuviese intereses económicos en la nueva norma.

Sin embargo, esta afirmación ha sido puesta en duda por algunos de los empresarios consultados. «Los campings suelen ser un foco de problemas para los turistas que viajan en caravana o furgoneta y denuncian a los vehículos que están aparcados cerca, porque quieren que acampen en sus establecimientos», ha lamentado Héctor Martínez, de la empresa North Campers, que se dedica a la reparación, mecánica y mobiliario de este tipo de vehículos. ¿Su opinión? Lo que deberían hacer los campings no es impulsar una normativa más restrictiva aún para autocaravanas y furgonetas, sino centrar sus esfuerzos en dar la oferta que necesitan este tipo de usuarios. «Yo mismo soy usuario con mi furgoneta de campings, y a veces uso sus servicios, pero no quiero ir obligado, quiero ir porque yo lo decido», explicó Martínez. Para él, la legislación vigente, los usuarios de este tipo de turismo ya sufren una «persecución» en Asturias con la Guardia Civil despertándolos continuamente cuando están aparcados y no acampados. Y sabe que en otras comunidades no se da esta situación.

Lo mismo piensa Ángeles Castañón, que además de empresaria viaja en autocaravana.  «Galicia es una maravilla», relató para Europa Press, y añadió que en la comunidad vecina los autocaravanistas sí se sienten bien acogidos. Lo mismo ocurre con las áreas privadas de aparcamiento «que están repletas» y en las que la Guardia Civil no pone restricción alguna.

También todos los empresarios coinciden en lo mismo: los usuarios de autocaravanas «no son un turismo de segunda». «En Asturias cada vez hay más furgonetas y autocaravanas, pero cada vez las autoridades nos lo ponen peor; al final iremos todos a otras comunidades», señaló Héctor Martínez. Mientras, Castañón afirma que ha coincidido con autocaravanistas extranjeros que llegan con sus guías Michelin con Asturias coloreada en rojo y la indicación de «no parar porque multan».

Su petición es unánime: lo que hace falta aplicar en Asturias es una legislación «coherente» y con «sentido común», que tenga en cuenta el potencial de este tipo de turismo.

Suscribimos cada una de sus palabras, y confiamos y creemos en que cada vez se está más cerca de una situación más favorable para todos los que apuestan por el turismo itinerante.

 

Call Now Button