Peligro: 10 alimentos prohibidos para perros

Nos miran con ojillos y parece que nos mendigan un trozo de pastel de chocolate, pero no darle lo que él quiere puede evitarle una enfermedad y a veces incluso hasta salvarle la vida. Muchos alimentos pueden ser peligrosos para nuestros animales, por eso es importante que estés atento a estos alimentos prohibidos para perros. El producto que causa más ingresos (hasta un 22% de los casos) es el chocolate, pero hay muchos más que deberías evitar poner en el plato de tu peludo favorito.

Alimentos nocivos para perros

1. Chocolate

El cacao del chocolate tiene un estimulante llamado Teobromina que resulta bastante perjudicial para los perros. Si bien es cierto que son los chocolates negros y puros los que tienen una mayor concentración, no se recomienda ofrecerle ningún tipo de chocolate al animal, especialmente en grandes cantidades y para razas de poco tamaño. Puede causar jadeo, sed excesiva, vómitos, diarrea, temblores, convulsiones e hiperactividad.

2. Cebolla, ajo y puerro

La culpa es de una sustancia conocida como tiosulfato muy presente en estas verduras. Los perros carecen de la enzima para romperla y, por lo tanto, puede llegar al hígado provocando su colapso. Por supuesto, todo está en función de la cantidad. La concentración de tiosulfato en un trozo no es alta, pero lo que debemos evitar es que el animal se sacie con alguna de estas sustancias.

3.  Uvas

Poseen una toxina (desconocida hasta el momento) altamente perjudicial para los perros, a los que produce serios problemas renales. Si además, la uva está en forma de pasa, el peligro de intoxicación se dispara exponencialmente.

4. Dulces y azúcar

El azúcar es un alimento que debe evitarse, ya que puede causar problemas de obesidad. Pero no sólo eso. Los perros no cuentan con la enzima lactosa que se encarga de descomponerla, y esto puede provocar diarreas que llegan hasta a deshidratarlos. Lo que sí pueden ingerir es quesos o yogurt donde la lactosa ha sido fermentada.

5. Hígado

Contiene una alta cantidad de vitamina A, que no es nociva en dosis adecuadas, pero que los perros no pueden asimilar en cantidades tan elevadas como las que proporciona el hígado. Sí que se puede dar en pequeñas proporciones, siempre que no se convierta en un alimento cotidiano.

6. Huesos

Son muchos los que piensan que los huesos son muy sanos para los perros al pensar que los han comido toda la vida y nunca pasa nada. Pero sin embargo esta afirmación no es tan cierta. Los únicos huesos que en realidad deberían comer son los lechosos como por ejemplo alitas, muslos o costillas de cerdo. Lo mejor es que estén crudos, ya que si están cocinados se astillan al masticarlos y pueden quedar clavados en la garganta o en el sistema gastrointestinal del animal, pudiendo provocarle incluso la muerte. Tampoco hay problema en que coman los huesos grandes, duros y redondos como la ternera.

7. Nueces

Los frutos secos no son saludables para los perros por su alto contenido de fósforo que puede llevar a cálculos en la vejiga. Comer unas pocas de nueces de macadamia puede dar lugar a vómitos, dolor muscular, hinchazón de las articulaciones y debilidad general. Si se comen en más cantidad pueden generar hipotermia, mareos, problemas de coordinación, temblores y fiebre alta.

8. Sal

Un elevado consumo de cloruro de sodio puede conllevar la deshidratación del perro, agravar patologías cardiacas y renales o provocar una intoxicación. De hecho, hay que pensar que la sal es el producto más utilizado para inducir a un perro el vómito. Los síntomas de una intoxicación por sal son vómito, diarrea, descoordinación, convulsiones y ganas de beber y orinar constantes.

9. Aguacates

Contienen una sustancia llamada Persina perjudicial para los animales. Los perros pueden presentar debido a su consumo problemas gastrointestinales, dificultad respiratorio y moco en el pecho. Además, la pulpa para ellos también es tóxica y puede provocar un atragantamiento, algo que también ocurre con muchas frutas.

10. Masa fermentada

El perro debe evitar cualquier masa que contenga levadura debido a que puede esparcirse dentro del estómago y los intestinos causando una gran cantidad de gases nocivos para el sistema digestivo. Puede causar problemas gastrointestinales, malestar abdominal, vómitos y letargo.

 

Si tus animales son uno más de la familia, y quieres protegerlos como realmente se merecen, no sólo debes preocuparte de su alimentación, sino también de todo aquellos inconvenientes que puedan surgir. ¿Qué pasaría si tu perro se pierde, enferma o tiene un accidente? En Velasco Seguros tenemos el seguro de mascotas que cubre cualquier posible riesgo al mejor precio. Su fidelidad merece una respuesta.

 

 

 

Call Now Button