Cómo educar al perro: los consejos que debes seguir

Enseñar a un perro a comportarse no es difícil, basta con dedicarle 15 minutos diarios. Un adiestramiento eficaz se basa en pocas normas, pero muy claras, que siempre debes aplicar con paciencia, sentido común y todo tu cariño. Te contamos cómo educar al perro, y aseguramos que es más sencillo de lo que parece.

Trucos para educar al perro

  • Realiza gestos con claridad

Los animales nos escuchan y comprenden nuestros gestos mejor de lo que puedes creer. Por ello, es importante que las órdenes verbales vayan también acompañadas de gestos claros y firmes. Ellos te lo van a agradecer y lo van a entender mejor, sobre todo si está lejos de ti o cuando estáis en la calle.

  • Basa el entrenamiento en la confianza

Entre el dueño y el animal debe existir una complicidad, y hay que trabajar por reforzar esos lazos. ¿Qué es lo mejor que puedes hacer para esto? La solución sería abordar el adiestramiento como algo agradable, algo con lo que los dos os divirtáis, pero nunca como una obligación.

  • Mejor un educador

Lo mejor es que solo un miembro de la familia se ocupe al principio de la enseñanza al animal. Cuando el perro ya sí que ha asimilado las órdenes, entonces el resto podrá ir tomando el relevo instintivamente y todos podréis disfrutar de esta tarea. Lo que buscamos es que finalmente la mascota obedezca a todos, cosa que sucederá, pero no puedes olvidar que el perro tiene que atenerse a una jerarquía familiar, por lo que es imprescindible en las primeras etapas del aprendizaje que sólo una persona sea la que le da las órdenes.

  • Recompénsale

Hay algo que no se puede poner en duda: todos queremos que valoren aquello que hacemos bien, y queremos que nos hagan notar que están contentos con nuestro trabajo. A tus animales les ocurre lo mismo. Si quieres que el perro obedezca no puedes olvidar felicitarle y, por ejemplo, ofrecerle una golosina en forma de recompensa cada vez que haya aprendido algo. Si le muestras tu satisfacción, es más fácil que obedezca las órdenes.

  • Mantén una actitud firme

Cada orden debe ir acompañada de una palabra. No debes confundir al perro, sino todo lo contrario. Lo mejor es que la palabra que utilices para cada orden siempre sea la misma y que antes de cada orden llames al perro por su nombre, lo que hará que resulte más fácil llamar su atención. También debes tener en cuenta que los discursos no pueden ser demasiado largos, más bien todo lo contrario, y que hay que utilizar un tono no agresivo, pero sí firme. Los expertos también recomiendan que elijas palabras muy diferentes para cada orden. Todo esto ayudará a que el animal aprenda más rápidamente.

  • No hagas sesiones muy largas

Si realizas entrenamientos muy largos, el perro acabará cansándose y dejará de prestar atención. Por ello, lo recomendable es que realices varias sesiones a lo largo del día de corta duración, y no sólo una que sea demasiado larga. Tendrás que tener paciencia, y repetir las órdenes todas las veces que sean necesarias. Y recuerda: siempre debes hacerlas con cariño, y el animal debe notar ese amor. Además, puede ser beneficioso que empieces y termines cada sesión con un ejercicio fácil con el que el animal se sienta cómodo y que conozca bien.

Tener un perro bien educado, es fundamental para convivir en sociedad, pero también es importante que esté cubierto frente a posibles imprevistos que puedan surgir en el día a día. Para ello, te recomendamos preguntar por nuestros seguros para Mascotas y apostar por la tranquilidad.

Call Now Button