El peligro de dejar a tu perro en el coche

10372629_10153053971958504_196502636407676104_n

Es tu compañero más fiel y tu mejor amigo. Y tú debes cuidarle como se merece. Con las vacaciones de verano llegan los viajes y las excursiones con el coche, y también con el perro. Sin embargo, unir coche  y calor puede resultar una combinación muy peligrosa para tu mascota, sino tomas las precauciones oportunas. Es en el interior de los vehículos donde son más habituales los peligrosos golpes de calor que afectan al animal. El peligro de dejar a tu perro en el coche puede parecer mayor de lo que crees, así que ahí van unos consejos para que sus vacaciones sean tan felices como las tuyas. ¡Se lo merece!

Evita dejar al perro solo en el coche estacionado

El golpe de calor es un colapso debido a una repentina elevación de la temperatura corporal del perro, que puede llegar incluso a resultar mortal. Sin duda, el lugar donde se registra con mayor frecuencia es en el interior de un vehículo. Y se produce con más frecuencia cuando el animal se queda solo dentro del coche. El turismo se convierte en verano en un receptáculo que almacena y retiene calor con mucha facilidad, especialmente cuando el coche está parado, llegando a alcanzar los 80 grados.

Precauciones para estancias cortas del perro en el coche

Si no tenemos más remedio que dejar unos minutos al perro en el coche, hay que asegurarse de que el vehículo permanecerá a la sombra. También es importante dejar las cuatro ventanillas entreabiertas y contar con un recipiente con agua en el coche.

Si además vamos a realizar un viaje largo con el animal en el coche, debes tener en cuenta que habrá a parar a descansar al menos cada dos horas, momento en el que hay que aprovechar para pasear al perro y ofrecerle agua fresca en abundancia. De esta manera conseguiremos que el perro viaje más relajado y más hidratado y, sobre todo, evitaremos un golpe de calor.

El perro no se refresca con la misma facilidad que las personas

Un perro tiene una temperatura de 39 grados en condiciones normales, además de menos facilidad que las personas para refrescarse porque no suda. Por este motivo, la ventilación en el coche es fundamental para conseguir que la temperatura no suba más de lo recomendable. Deberás poner en funcionamiento el aire acondicionado en torno hasta un máximo de 24 ó 25 grados, temperatura que permite viajar al perro fresco.

Lo que también debes tener en cuenta son los contrastes de temperatura. Si en el interior la temperatura ronda los 20 grados y en el exterior está cerca de los 40, está diferencia podría repercutir desfavorablemente en la salud de tu perro.

Bajar las ventanillas en un coche sin climatización

En ausencia de aire acondicionado, mantener las ventanillas bajadas ayuda a que el coche no alcance una temperatura suficiente como para provocar un golpe de calor en el perro, y además le ayudará a que no se maree. Lo que sí debes vigilar es que el animal no se asome por la ventanilla, lo que puede provocarle conjuntivitis u otitis.

Tres claves para evitar el golpe de calor del perro: 

  • Poner el aire acondicionado en el coche a una temperatura no superior a los 25 grados
  • No dejar al perro solo dentro del coche
  • Realizar paradas cada dos horas

Si además de estos consejos quieres devolverle a tu perro, los mimos que él te brinda y cuidarlo como se merece, lo mejor para él un seguro en el que quede cubierto todo lo que necesita. Aquí los mejores precios.

 

Call Now Button