Cómo salvar la vida de tu perro en una emergencia

Nuestros perros son uno más de la familia. Nos miman, nos cuidan y siempre nos son fieles. Por ello, cuando vemos que su vida peligra a veces los nervios y otras el desconocimiento nos impide saber cómo actuar. Las insolaciones y los ahogamientos son dos de las causas más habituales que pueden provocar una situación de emergencia en una mascota. Pero presta atención. Te contamos los primeros auxilios para perros que pueden salvarle la vida. ¡Más que recomendable!

Recomendaciones para salvar la vida de un perro

1. Comprobar el pulso

Para comprobar el pulso del animal debes colocar el dedo índice en la cara interna de su músculo, por debajo del tobillo o en el pecho. Pero, ¿qué señales deben hacerte alertar de una situación de riesgo?

  • Las encías y los labios están de color gris.
  • Las pupilas están dilatadas, pero no responden a la luz.

2. Si el animal ni respira ni tiene pulso

En este supuesto debes iniciar una maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP) de inmediato. Los pasos a seguir son:

  • Tumbar al animal sobre el costado derecho, de modo que el lado izquierdo quede hacia arriba para aplicar la maniobra directamente sobre el corazón.
  • Colocar las manos sobre las costillas, justo detrás de la articulación de la parte delantera.
  • Realizar compresiones. El masaje debe ser firme, pero no ejercerse con demasiada fuerza.
  • Comprobar el pulso después de un minuto, y si aún no lo ha recuperado, volver a hacer lo mismo después de varios minutos.
  • Continuar realizando la RCP hasta que el animal recupere el pulso.
  • Concluir la maniobra si el animal no se ha recuperado una vez hayan pasado 20 minutos.

Para mascotas con un peso inferior a 40 kilos deben realizarse 10 compresiones por cada soplo de aire. Para animales de mayor masa corporal deben realizarse 10 compresiones por cada soplo de aire.

Aquí puedes ver un vídeo a modo de ejemplo

3. Si el animal tiene pulso, pero no respira

Debemos aportar aire a sus vías respiratorias. Si se trata de un animal pequeño debe insuflar aire a través de la boca y la nariz, pero si es mediano o grande basta con insuflar el aire sólo por la nariz. Pero si el oxígeno no entra en el cuerpo, será necesaria la maniobra de Heimlich. Estos son los pasos a seguir:

  • Girar al animal boca abajo con su espalda contra tu pecho.
  • Rodear al animal con los brazos y entrelazar las manos justo debajo de su caja torácica (al final de las costillas y encima del abdomen)
  • Comprobar si hay algún objeto que obstruya la respiración y extraerlo de la boca o las vías respiratorias.
  • Seguir realizando respiraciones artificiales hasta que el animal sea capaz de respirar por él mismo.

Puedes ver también la maniobra en vídeo

Te invitamos a ver también esta presentación sobre primeros auxilios para perros.

Si quieres proteger por completo a tu animal, recuerda que en Velasco Seguros tenemos los mejores seguros de mascotas, que cubren enfermedad, accidente o muerte en el peor de los casos. Nuestros perros también se merecen los mejores cuidados. Contacta con nosotros y pídenos presupuesto sin ningún tipo de compromiso.

Call Now Button