Importante: cómo cuidar de las mascotas en verano

Esperamos por el verano todo el año y cuando llega nos quejamos de tanto calor. Sufrimos con las altas temperaturas, con las noches en las que el bochorno hace difícil coger el sueño, y lo hacemos sin darnos cuenta de que no somos nosotros los que peor lo pasamos. Los animales son igual de sensibles que los humanos al calor y la deshidratación, pero tienen menos capacidad de sudoración, lo que dificulta notablemente la regulación de su temperatura corporal. Para evitar cualquier susto, te proponemos unos cuantos consejos sobre cómo cuidar de las mascotas en verano. ¡Ellos también merecen disfrutar!

  • Evita los paseos a las horas de más calor

Los perros no pueden dejar de dar sus paseos diarios durante el verano, pero sí deberán acostumbrarse a otros horarios. Lo recomendable es que no los saques a pasear entre las 11:00 y las 16:00 al ser las horas en las que el sol más calienta. Por lo contrario, el consejo es que lo hagas o por la mañana temprano o ya al anochecer. Si un día sólo puedes sacarlo a pasear durante las horas centrales, hazlo por aquellos lugares donde da la sombre y recorta el tiempo de duración de la caminata. Los dos lo vais a agradecer.

  • No lo dejes solo en el coche

El animal tiene que estar en un lugar aireado, y lo mejor durante el verano es que no lo ates demasiado, ya que de empezar a sufrir los síntomas de un golpe de calor no podría moverse hasta otro lugar en el que tomar aire. Y jamás lo dejes encerrado en el coche, ni siquiera si dejas funcionando el aire acondicionado. Más vale prevenir que curar. Diferentes estudios han demostrado que la temperatura del interior de un coche en verano puede ser la misma que la de un horno.

  • Córtale el pelo

Si tienes un perro o un gato en los meses de verano deberías cortarle el pelo. Pero cuidado, tampoco puedes recortarlo demasiado. Ese pelo es el elemento que las mascotas tienen para protegerse de las inclemencias climatológicas, y de protegerse en los meses de calor especialmente de las quemaduras solares. Presta especial atención a los animales con la piel blanca en las orejas.

  • Preocúpate de sus picores

Uno de los problemas que más pueden sufrir las mascotas durante el verano es el de los picores por la infestación de pulgas, ácaros o garrapatas, más frecuentes en esta época. Así que después de sacarles a pasear, es recomendable revisar axilas y orejas. ¡Y por supuesto no olvidarte de comprar antiparasitarios!

  • Ten muy presente el agua

Procura que tengan agua fresca siempre a su alcance aunque no haga demasiado calor. Los perros y los gatos pueden sobrevivir a la falta de comida, pero no a la deshidratación. El agua debe cambiarse no cada mucho tiempo para que siempre esté fresca y limpia. Incluso puedes ponerles un poquito de hielo en los bebedores. También es bueno que refresques su cabeza o su cuello si ves que pasan mucho calor.

  • Vigila la alimentación

Los cambios de rutina y de entorno pueden facilitar que se produzcan afecciones intestinales, así que en verano debes controlar más que nunca su dieta. Además se recomienda que alimentes a tu mascota por la mañana o por la noche, ya que si lo haces en las horas de menos calor facilitarás su digestión.

Si aún con todas estas recomendaciones para el cuidado de tus mascotas durante el verano, las altas temperaturas le provocan un golpe de calor, ¡presta atención!

Si un perro sufre un golpe de calor, lo primero que hará será intentar controlarlo con el jadeo y después comenzará a temblar. Su temperatura podrá llegar a alcanzar los 42 grados, así que tendrá taquicardia y su salivación será muy espesa, además tendrá los ojos hundidos y la mucosa violácea. Debes intentar que su temperatura baje ya retirándolo del calor, refrescándolo (aunque no con agua demasiado fría y llamando al veterinario de emergencia). Lo que debes evitar es que el perro deje de moverse mientras sufre el golpe de calor, ya que si lo hace morirá en pocas horas por insuficiencia renal y hepática. En el caso de los gatos el golpe de calor es aún mucho más grave, ya que una vez que lo sufre puede morir en apenas 15 minutos. Si llega a sufrir uno, lo que se recomienda es tenderlo en un suelo fresco para bajar la temperatura de su cuerpo y, como en el caso anterior, llamar de inmediato al servicio veterinario.
Os dejamos un vídeo también donde explican con detalle los síntomas y qué hacer caso de que suceda

En esta entrada del blog os damos unos consejos para proteger a vuestras mascotas en los meses más fríos.

Solicita un presupuesto sin compromiso para tu mascota.

Si quieres que tus mascotas estén prevenidas durante todo el año y que cuenten con la mejor asistencia en caso de cualquier percance, dales el seguro de mascotas que se merecen. Ellos son uno más de la familia, y su fidelidad merece la mejor respuesta.

 

Call Now Button