Los consejos que no debes olvidar para viajar con perro

Sí. Viajar con perro es una experiencia fantástica. Si ya te has ido de vacaciones con tu mascota sabrás que la diversión se multiplica. No sólo eso, sino que además el perro no sufre mientras tú no estás, y tú no tienes que echarlo de menos. Pero para irte de viaje con tu perro, tienes que tener en cuenta una serie de consejos que no puedes pasar por alto. ¿Quieres saber cuáles son las medidas de seguridad que no debes olvidar? ¡Sigue leyendo!

¿Qué medidas de seguridad debes tomar si viajas con perro?

Según la Dirección General de Tráfico, el 82% de los animales de compañía viajan en turismos. Por este motivo, existen una gran variedad de accesorios para viajar con perros: cinturones, transportines, rejillas separadoras…Una pequeña inversión que puede salvar la vida de tu mascota cuando viajas con ella.

¿Qué dice el Reglamento General de Circulación de viajar con perro?

La normativa actual no es demasiado específica. De hecho, todo lo que dice el Reglamento General de Circulación es: «el conductor del vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción», y añade que «deberá cuidar especialmente de mantener la adecuada colocación de los objetos o animales transportados».

¿Cuáles son las formas más seguras de viajar con perro?

La DGT publicó en su día un listado de los diferentes accesorios para viajar con perros, y sobre la utilidad de cada uno de ellos.

  • Arnés de un solo enganche: el arnés se engancha al cinturón de seguridad del vehículo. En caso de colisión, la hebilla del arnés se rompe. El perro choca contra el respaldo del asiento, provocando graves lesiones al conductor en la columna. El animal sufriría lesiones graves o mortales.
  • Arnés con dos enganches: el arnés evita el desplazamiento hacia adelante, por lo tanto, no se transmite ninguna carga al conductor. Para evitar que la mascota choque contra los asientos, deberán tener un sistema de unión corto.
  • Transportín sujeto con el cinturón de seguridad: el transportín desplaza los puntos de sujeción del cinturón. Además, se rompe su parte superior. El animal sufre lesiones muy graves, y los ocupantes del vehículo soportan cargas importantes.
  • Transportín colocado en el suelo del vehículo: los transportines pequeños encajan bien en el suelo. Como tienen poco espacio la energía del impacto es absorbida pronto y apenas se deforma el habitáculo del animal, que solo sufre lesiones leves.
  • Transportín en el maletero: cuando el animal es más grande y el transportín también, se puede colocar en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. No se puede excluir la posibilidad de que los ocupantes de las plazas traseras sufran lesiones.
  • Rejilla divisora: una rejilla colocada entre los pilares de la estructura del turismo, separando la cabina del maletero, permite a la mascota moverse libremente sin molestar al conductor. Pero en caso de colisión y según la posición del animal en ese momento, puede sufrir lesiones muy graves. La mejor es combinar el transportín con la rejilla divisora.

Si además quieres que tu animal esté 100% protegido, puedes solicitar un presupuesto para uno de nuestros seguros de mascotas. ¡Tus mejores amigos en las mejores manos!

 

Call Now Button