Vacaciones con mascotas: top 10 casas rurales que admiten perros en Asturias

Vacaciones, Asturias y mascotas son la combinación perfecta.  Lo cierto es que hacer turismo rural con tus perros es una tendencia al alza. De hecho, un 38% de casas rurales aceptan mascotas en España. También son cada más las que cuelgan el cartel de ‘bienvenidos perros’ en Asturias. Pocos lugares como este paraíso natural para disfrutar de la naturaleza, del verde, de la belleza, de los lugares en los que el tiempo pasa lento y se disfruta más. Te contamos nuestro top 10 de casas rurales que admiten perros en Asturias. Prometemos que tú y los peludos disfrutaréis por todo lo alto.

Turismo rural con mascotas en Asturias

1. Mirador del Sueve (Colunga)

A los pies de la Reserva Natural del Sueve, célebre por ser hábitat del Asturcón, se encuentran estos apartamentos rurales con vistas privilegiadas a la montaña asturiana, pero a muy pocos kilómetros del mar Cantábrico. Una casona centenaria y totalmente rehabilitada, en la que se han creado cuatro casas (Picu Pienzu, El Refugio, La Cotariella y El Llano) totalmente independientes para acoger a todo el que llega hasta este lugar. En verano disfrutarán también de la barbacoa y la piscina. Las vistas son una maravilla. Y los perros van a pasarlo en grande.

2. Balcón de Oscos (Santa Eulalia de Oscos)

Piedra, madera, hierro y pizarra para rehabilitar una antigua casa tradicional y dar forma a cinco apartamentos rurales (uno de ellos adaptado para discapacitados). Ubicados entre bosques y ríos, en plena Reserva de la Biosfera Oscos-Eo & Terras de Burón, rodeados del característico bosque autóctono que cubre Los Oscos y a pocos metros del mágico río Agüeira en su bravo discurrir hacia su desembocadura. Las mascotas también son bienvenidas. Los únicos requisitos es que se avise con antelación, que no se moleste a las personas alojadas y que no se les deje solos en los apartamentos. El incremento por noche por perro es de 5,50 euros.

3. Les Cases de Walianuño (Villaviciosa)

Un conjunto de dos casas rurales con hórreo y zona ajardinada, construidas en piedra sobre la roca de la ladera de Fario en Villaviciosa. En un entorno espectacular, y a sólo 7 kilómetros de la playa de Rodiles, todas las habitaciones están cuidadas al detalle (algunas incluso tienen jacuzzi-spa y otras hidromasaje). Perfecta opción para una escapada de desconexión, y además sin necesidad de dejar a nuestras mascotas en casa.

4. El Otero y La Casita (Llanes)

En una finca ajardinada de 8.000 metros cuadrados, en un lugar privilegiado delimitado por el mar Cantábrico y la sierra del Cuera, en las estribaciones de los Picos de Europa. Una escapada perfecta si buscas disfrutar de un entorno maravilloso o sencillamente relajarse mirando las montañas. Además, los perros correrán felices a sus anchas.

5. Casa Carmina (Taramundi)

La imagen que regala su balcón es de postal, a sólo 40 metros del río Turia y su molino aún activo. La casa está decorada con todo el mimo y cariño del mundo para sentir que estás en tu propio hogar, y lo cierto es que no le falta detalle. Con toda la equipación necesaria, pero sin renunciar a lo tradicional. Un auténtico lujo para los que la visitan. Y aceptan mascotas.

6. Casa Agudín (Cangas del Narcea)

Una casa construida hace más de un siglo rehabilitada con el objetivo de ofrecer todas las comodidades a los visitantes. Situada en plena naturaleza del suroccidente asturiano, en el entorno de la Reserva de la Biosfera de Muniellos y muy próxima al Parque Natural de Fuentes del Narcea. Cuenta con cinco bonitas y acogedoras habitaciones dobles, y también con área recreativa y de juegos. Algo de lo que más llama la atención es el pequeño museo etnográfico que han construido con muestras de los aperos de labranza y otros útiles tradicionales de la zona. Tus animales de compañía también son bienvenidos.

7. Casa Pedra (El Franco)

Una antigua casa de labranza de más de 200 años de antigüedad, reformada con todas las comodidades y decorada con un encanto especial, recuerdos familiares con historia que otorgan a la casa un ambiente cálido y único para hacer de tus vacaciones un recuerdo inolvidable. Situada en un entorno de ensueño, en una finca privada de 10.000 metros cuadrados con árboles frutales centenarios y rincones mágicos para vivir la vida con calma disfrutando del silencio y la naturaleza. Una auténtica maravilla, en la que además se aceptan mascotas.

8. La Tablá (Peñamellera Alta)

Con la sierra del Cuera al norte y el Parque Nacional de los Picos de Europa al sur, es una finca de 5.000 metros cuadrados con cuatro edificaciones, para que elijas la opción que más te gusta para tus días de descanso. Un lugar perfecto para desconectar de la rutina y disfrutar de la naturaleza que nos regala Asturias en familia, con amigos y, por supuesto, con nuestros perros.

9. Encanto La Llosa de Fombona (Luanco)

Ubicada en un enclave que cautiva por los relieves suaves de sus praderías, así como por el reflejo nocturno del faro de Peñas en el mar Cantábrico. Se trata de una gran casona totalmente rehabilitada al estilo tradicional y capaz de sorprender siempre al viajero. Totalmente equipada para hacerte soñar (algunas de sus habitaciones incluso con jacuzzi hidromasaje), es uno de los mejores lugares para descansar y disfrutar de esta tierra. Aceptan mascotas, siempre que anteriormente se avise del tipo de mascota y tamaño, y que se respete la comodidad y el bienestar de todos.

10. Huerta San Benito (Piloña)

Implica la rehabilitación total de cuatro casas de más de 100 años, todas totalmente equipadas, y que llegó a ser considerada por el periódico nacional ‘La Expansión’ como una de las de más encanto del país. Una oportunidad perfecta para descubrir Asturias y dejarse sorprender. Los perros son bienvenidos.

Si quieres viajar con tranquilidad, hazlo con un seguro para tu mascota, te contamos aquí las razones por las que deberías hacerlo. Pídenos un presupuesto sin compromiso, estaremos encantados de asesorarte.

Call Now Button