10 razones para tener perro y no arrepentirte

El secreto de mi felicidad tiene cuatro patas y unos ojos enormes de mirada transparente y limpia. Mi perro se lleva mi mal humor, los pensamientos negativos, el estrés ¡y me deja solo pelos y babas! Esto ya nos parece suficiente motivo para llevarse uno a casa, pero existen infinidad de razones para tener perro y no arrepentirse jamás. Se convierten en la alegría de cualquier hogar, y si no te lo crees atento a estos 10 fundamentos ante los que será imposible decirles que no. 

1. Nunca te sentirás solo. Tener un perro en casa reduce la soledad más de lo que puedas imaginar. Sus juegos, lametones y miradas cómplices son la mejor compañía si atraviesas un mal momento o te sientes solo. No solo eso, sino que también son los mejores amigos con los que compartir alegrías. A un perro no le hace falta hablar para que su dueño siempre se sienta querido y en compañía. Mucho habría que aprender de estos animales que tan bien demuestran su afecto.

2. Su fidelidad es inmensa. Por todos es conocida esta característica de nuestros animales. Su lealtad no tiene límites, y ama a su dueño por encima de todas las cosas. Son maravillosos compañeros en lo bueno y en lo malo, y te demostrarán su cariño seas como seas y hagas lo que hagas.

3.Mejora tu calidad de vida. Su sola presencia relaja y ayuda a aliviar la ansiedad. Pero además, numerosos estudios confirman que  promueven la salud y evitan futuros problemas. Así que no solo nos alegra el día, sino que también nos hace tener un corazón más sano. Ayuda en casos de estrés, dolores o depresión y también disminuye el riesgo de la aparición de afecciones como alergias o asma.

4. Aumenta tus aptitudes sociales. Los animales en general nos ayudan a mejorar las relaciones con el resto de las personas, y por supuesto también los perros. Nos ayudan a ser más responsables, cariñosos y atentos. Además, el hecho de sacarlo de paseo o llevarlo al parque te ayudará a conocer a gente que comparte tu misma pasión.

5. Beneficioso para los niños. Los perros son grandes maestros de los niños, aunque no se den cuenta. Despiertan el estímulo de los más pequeños y les enseñan a respetar a otros animales. Incluso algunos estudios científicos han demostrado que los niños que se crían con perros tienen un mayor autoestima. Por no contar, la cantidad de sonrisas que les sacan.

6. Cuida de tu seguridad. Será el primero en alertarte de que algo no va bien y de que puede estar cerca una situación de peligro. Con él aumentas tu tranquilidad y confianza, y sus ladridos además espantan a cualquier intruso.

7. Enseña a ser responsable. Un perro te necesita. Eres el encargado de cuidarlo, alimentarlo y darle cariño. Tener una mascota implica obligaciones a las que no puedes decir que no. Sin ti el perro moriría.

8. Ayuda a mantenerse en forma. Los perros son muy activos, y necesitan pasear, correr y jugar diariamente. Y esta es una de la forma más entretenida y divertida que vas a encontrar de estar activo y mantenerte en forma. Además, si te gusta correr o andar en bici pueden ser muy buenos compañeros de ejercicio.

9. Regala felicidad. Al acariciar a un animal, el cuerpo libera endorfinas, que es la hormona de la felicidad. Te comerá a besos nada más que entres por la puerta de casa, y además te hará reír sin parar con sus travesuras.

10. Se lo merece. Nosotros les necesitamos a ellos, pero ellos también nos necesitan a nosotros. Merecen una oportunidad y a alguien que les devuelva  lo mucho que aportan al mundo.

Pídenos sin compomiso un presupuesto de nuestros seguros de vida y salud para nuestras queridas mascotas.

Call Now Button