Porqué renunciar al trabajo para viajar por el mundo SÍ merece la pena

Viajar es vivir, y quien diga lo contrario miente. Mientras, todos seguimos soñando con un trabajo para toda la vida, posiblemente  sin darnos cuenta de que lo verdaderamente importante son otras cosas. Pensadlo. Recorrer el mundo sí o sí nos enseñaría mucho más que la temida oficina, y todo lo aprendido valdría mucho más que el dinero que ganamos por 8 horas de trabajo al día. Tampoco somos millonarios, así que como suele decirse ‘de perdidos al río’. Razones para viajar por el mundo hay unas cuantas. SÍ merece la pena. Te damos razones más que de sobra para que te lances a la aventura. ¿Arrancamos?

1. Dirás adiós a tu zona de confort

A todos nos acomoda la seguridad de un trabajo, de una rutina. Pero cuando viajas cambia esa perspectiva. Nadie puede decir que expandir la mente sea algo negativo. Decir adiós a tu zona de confort es un aprendizaje continuo, de esos que merecen la pena. ¡Atrévete!

2. Vas a conocerte mejor

En el estrés del día a día demasiadas veces no tenemos tiempo para nosotros mismos, ni siquiera para conocer la persona que realmente somos. Para hacerlo tan solo se necesitan dos cosas: tener el valor de exponerse a una nueva realidad y analizar lo que somos y lo que queremos llegar a ser. Un viaje lejos, muy lejos, puede ser la mejor forma de ver las cosas desde otra perspectiva y conocerte mejor.

3. Sabrás como actuar en situaciones adversas

Las cosas no siempre salen como uno espera y la solución al problema va a pasar por tus manos. ¿Lo mejor? En el futuro sabrás como enfrentarte a los problemas y aplicar todo lo vivido a las malas pasadas que la vida tenga preparadas para nosotros.

4. Ganarás confianza

Hacer algo que creíste imposible. Pronto descubrirás que no tienes límites y que puedes lograr todo lo que te propongas. Esa sensación es algo que no tiene precio y que reporta una confianza en uno mismo de la que nos olvidamos en nuestro día a día. No todos nacen aventureros y valientes, algunos simplemente lo aprenden en el camino, y eso ya nunca se olvida.

5. Valorarás lo que realmente importa

Estamos acostumbrados a prestar atención a las cosas negativas que nos pasan y olvidarnos de lo bueno. Viajando podrás comprobar que lo realmente importante no son esas preocupaciones absurdas que nos planteamos cada día. La vida va mucho más allá y sí, hay muchos más motivos para sonreír de los que pensamos.

6. Entenderás que el dinero no da la felicidad

Lo que hace feliz es lo que nos saca sonrisas, lo que nos alegra el alma. El tiempo es tu activo más preciado y deberías considerarlo como tal. No se trata de vivir en un mundo de arcoíris, pero sí de darse cuenta de que necesitamos mucho menos de lo que pensábamos y, por lo tanto, también menos dinero. Las cosas que no se pueden comprar con dinero, esas son las verdaderamente importantes.

7. Disfrutarás de la vida y serás feliz

La razón fundamental para dejarlo todo y viajar es que estamos en este mundo para ser felices. Viajar te da esta posibilidad. Descubrirás nuevos horizontes, conocerás nuevas culturas, disfrutarás de paisajes de ensueño y tendrás contacto con un montón de personas a las que no conocías pero que ya no vas a poder olvidar. Vale que la felicidad no dura para siempre, pero esos ratitos ya no te los quita nadie.

¿Ejemplos? ACenfamilia, Road4World o Ver, Oír y Viajar se han subido en la autocaravana y lo han dejado todo para recorrer el planeta. Ellos creen que existen razones para viajar por el mundo a las que es imposible decirles que no. Si ellos pueden ¿por qué no vas a poder tú?

 

Call Now Button