«Los autocaravanistas llevamos años pidiendo una regulación nacional»

Apasionados de los viajes y de la libertad. Juan Luis Dueñas y Ana Mª López han descubierto que lo que les gusta es subirse a la autocaravana y conocer el mundo. Lo hacen junto a sus hijos Bruno y Germán. Y disfrutan de cada escapada, de cada aventura y de cada amanecer. Por ello, creyeron que todo esto debía de ser recordado y decidieron crear el blog ACmos Lo Que Nos Gusta. En él cuentan sus viajes para que tomes buena nota de todo lo que deberías saber si tú también decides visitar ese lugar, y aprovechan además para darte una serie de consejos relacionados con la tecnología que van a venirte de lujo para tus escapadas. Arrancaron con este blog en el 2014, y desde entonces no han dejado de recorrer kilómetros. Aún quedan por llegar muchos más.

-Lo tenéis claro: vosotros hacéis lo que os gusta. Pero, ¿qué es eso que tanto os hace disfrutar?

-VIAJAR. Eso es lo que realmente nos gusta y nos motiva, con todo lo que conlleva la palabra viajar y que está tan manido, pero que es la pura verdad: conocer sitios nuevos, gente distinta, culturas ajenas, gastronomía arriesgada… El mundo es demasiado grande y la vida demasiado corta como para estar perdiendo el tiempo en el mismo sitio, haciendo las mismas cosas.

Nos consideramos unos viajeros vocacionales. Desde que nos conocimos como pareja estamos viajando. Al principio en plan solteros y ahora en familia. El cómo viajamos sí que ha cambiado desde entonces, pero no el porqué. Porque es lo que nos gusta.

Nuestro lema es una cita atribuida a Voltaire: «He decidido hacer lo que me gusta porque es bueno para la salud». Pues eso, mientras tengamos salud seguiremos viajando tanto como podamos.

-Contadnos, ¿cómo empezó este blog, cuáles fueron los inicios de este proyecto?

ACmos lo que nos gusta apareció, hace ya más de tres años, por la necesidad de cambiar nuestro modo de viajar al tener nuestro primer hijo. Viajar con la casa a cuestas vimos que tenía un montón de ventajas en ese aspecto. Te ofrece un plus de tranquilidad y libertad que no te lo dan los viajes sin autocaravana o los viajes organizados. Por eso decidimos comprar la autocaravana. Y la compra trajo el blog. Iniciábamos una nueva etapa en nuestras vidas y queríamos que quedara algo para siempre, que no fuera un mero recuerdo, que nuestro primer hijo y los futuros que vinieran, cuando fueran mayores dijeran: «joooo, vaya tela cómo me lo pasaba yo con mis papis cuando era pequeño» y que eso pudieran inculcarlo ellos a sus hijos.

No sabemos si conseguiremos que nuestros nietos sean viajeros, pero creemos que sí lo estamos consiguiendo con nuestros hijos.

-Decís que iniciarse en el autocaravanismo no es fácil, ¿cuáles son las principales dificultades a las que se enfrentan los que comienzan en este mundillo?

-Sí, no es fácil. Tenemos muchos amigos y familia que cuando hablamos nos dicen: «qué bien vivís, siempre de aquí para allá, no paráis». Y mejor que ellos no nos conoce nadie para ver que esta es una forma ideal de viajar (con niños o sin ellos). Algunos nos han pedido viajar con nosotros en algún momento o realizar una escapada en autocaravana, pero son los menos.

Pensándolo fríamente, creemos que los principales problemas a la hora de iniciarse en este mundo son dos: miedo a lo desconocido y falta de organización del tiempo libre del que se dispone. Si se superan estos dos obstáculos, lo demás viene rodado. Por suerte, nosotros hace tiempo que perdimos el miedo a lo nuevo y aprendimos a priorizar a lo que realmente queremos dedicar nuestro tiempo libre.

-Sin embargo, una vez que lo pruebas engancha.

-Y tanto. La sensación esa de cuando llegas a una playa por la tarde o a la cima de algún puerto de montaña y sabes qué ese sitio será tu terraza esa tarde, esa noche y ese amanecer no tiene precio. Te da pena irte de ese sitio, pero te reconforta saber qué al día siguiente estarás en otro lugar igual o mejor. Eso es lo que nos tiene enganchados y obsesionados, enseñarles el mundo a nuestros hijos porque sabemos que es tan bello y hay tan buena gente en él que perderse esta experiencia sería algo imperdonable.

-Y parece que cada vez son más los que se apuntan a esta forma de hacer turismo.

-Pues sí, y es normal. ¿A quién no le gusta lo bueno? Conocemos a pocas personas que lo hayan probado y no hablen bien de la experiencia. Quizás algunas por falta de preparación o ideas preconcebidas equivocadas, pero son las menos.

-Vosotros sois también muy aficionados a Internet y las nuevas tecnologías, ¿qué están suponiendo éstas para el autocaravanismo?

-Pues lo mismo que para el resto de facetas de la vida en general, un cambio radical en los hábitos de las personas. Las posibilidades que hoy te da Internet y la tecnología aplicada al autocaravanismo es brutal, sobre todo de cara a la preparación de los viajes y el aprovechamiento mayor del tiempo mientras estás viajando (por ejemplo, el que se pierde ahora viajando es porque quiere).

Nosotros no somos partidarios de programar un viaje del primer al último día antes de comenzarlo, pero sí de una previa preparación sobre la que luego improvisar. Tener una cartera de sitios, lugares qué ver, cosas qué hacer, áreas y parkings donde dormir… Y para eso herramientas como Google Maps, redes sociales y blogs de viajes principalmente son fundamentales para poder extraer información valiosísima sobre los sitios que quieres visitar con la autocaravana y posicionarlos en un mapa.

Además, como nos gusta decir a nosotros, cuando haces eso ya estás viajando. Tu viaje ha comenzado en tu mente y eso es genial. El viaje ya no dura un fin de semana, una semana, 15 días o un mes (lo que dure), dura meses desde que comenzaste a esbozarlo en tu cabeza con esas herramientas. Luego no te dará tiempo a ver o hacer ni la mitad de lo que has preparado, pero ya te engañarás diciendo: «volveré en otro momento». Y si realmente lo merece, volverás.

-Igualmente, cada vez hay más blogs y más youtubers sobre este tipo de turismo. Imagino que es otra forma más de darle un impulso.

-Aunque tenemos canal de YouTube a los youtubers no los tenemos tan controlados, pero los blogs autocaravanistas sí, y te podemos decir que, a fecha de publicación de esta entrevista, aquí en España ya hay más de 170 blogs relacionados de alguna forma con la temática de viajar en autocaravana. Y el número va en aumento. Y con nuestros hermanos furgoneteros pasa lo mismo.

Además, no sólo eso, sino que algunos blogueros de esos nos estamos moviendo y nos estamos organizando para ayudar a potenciar aún más el sector, fomentando con nuestros blogs este tipo de viajes y esta filosofía de vida tan particular. Es algo embrionario y que está por explotar, pero que pronto saldrá definitivamente a la luz.

-Pero, ¿qué hace falta para que el caravaning termine de despuntar?

-Pues parece ser que las administraciones en ese aspecto no están ayudando mucho. Llevamos años pidiendo una regulación a nivel nacional que deje claro qué se puede y qué no se puede hacer cuando se pernocta en autocaravana. No lo está, y por eso la disparidad de tratos con los autocaravanistas en todo el territorio nacional  a nivel de ayuntamientos y comunidades autónomas. Si esto estuviera claro y se apostara claro por esta forma de viajar tan sostenible, creemos que el sector explotaría definitivamente. Pero para ello hace falta POLÍTICA en mayúsculas, algo bastante difícil de encontrar hoy en día. Mientras tanto, los que viajamos de esta forma somos los primeros que debemos dar ejemplo.

-Una de las dudas que más veces surgen: ¿cómo se hace para viajar por el mundo en una autocaravana con niños?

-El que te diga que tener un hijo no debe cambiar lo que hacías antes de tenerlo lleva parte de razón, pero no toda. Si antes de tener un hijo te gustaba viajar, debes seguir viajando, pero no podrás hacerlo igual o, al menos, no podrás hacerlo igual sin terminar estresado (sobretodo cuando los hijos son más pequeños). Esta fue la conclusión a la que nosotros llegamos.

Con un bebé o un niño pequeño puedes seguir viajando y haciendo lo que te gusta, pero también hay algunos aspectos que no puedes dejar a la improvisación. El niño cuando tiene que comer ha de hacerlo y cuando tiene que descansar también ha de hacerlo. Y eso viajando en una AC es súper sencillo tenerlo atado. Por esto aconsejamos tanto viajar de esta forma cuando se tienen niños pequeños.

-Vosotros sois padres y viajáis con vuestros hijos. Sed sinceros, ¿qué ventajas e inconvenientes hay?

-Ahí va una lista de la que nosotros consideramos más importantes.

VENTAJAS:

  1. Ilusión. La cara de un niño cuando se sube a una autocaravana y ve que va a viajar y vivir ahí dentro no tiene precio.
  2. Comodidad. Todo lo tienes a mano. Somos culillo de mal asiento y no nos gusta estar parados mucho tiempo en el mismo sitio, por lo que estar cambiando constantemente de alojamiento con niños es agotador. Incluso la AC la usamos para irnos de viaje con otros amigos que no tienen autocaravana.
  3. Facilidad para viajar. Viajamos al ritmo de los niños. Si hay que comer se para y se come, si hay que dormir se para y se duerme, y si hay que parar a hacer una foto también se para.
  4. Nuestro patio de juegos, el mundo. ¿Quién más puede decir eso?
  5. Contacto total con la naturaleza. Nos encanta dormir en playas y en mitad del campo, y a veces en la más absoluta soledad. No nos da miedo hacerlo. Lo que nos da miedo es no hacerlo.
  6. La tele se queda en casa. Hay quien lleva la tele en la autocaravana. Nosotros no, y ese tiempo lo dedicamos a otras cosas. Básicamente a jugar con nuestros hijos.
  7. Convivencia 24 horas. Nos ayuda más a conocernos como familia y a recuperar tiempo perdido durante la rutina del día a día.

INCONVENIENTES:

  1. Espacio reducido a 12 metros cuadrados. A veces la AC se queda pequeña. Que el salón, la cocina, el dormitorio y la sala de juegos sean la misma cosa hace necesario adaptar los espacios constantemente. Lo bueno es que el patio es inmenso.
  2. Viajes pensados para niños, no para adultos. No hemos visitado tantos parques infantiles en la vida.
  3. Obsesión por la seguridad. No nos quitan el sueño, aunque siempre que podemos intentamos pernoctar en sitios en compañía de otras autocaravanas. También es cierto que con el tiempo te vas dando cuenta de que dormir en una AC no es muy distinto de dormir en tu casa en este aspecto.

-Cambiando de tema, ¿cómo creéis que está el sector del autocaravanismo en España?

-No somos muy entendidos en este aspecto, pero por lo que vemos y leemos es un sector en alza.

Nosotros, desde nuestro blog, intentamos aportar nuestro granito de arena en la medida de lo posible, contando nuestra experiencia desde nuestro particular punto de vista. Y estamos dispuestos a ayudar a cualquiera que nos lo pida, tanto al que se inicia en este sector como aquel con cierta experiencia.

-¿Cuánto queda por hacer?

-Queda todo, porque siempre se puede mejorar lo que ya se hizo. El camino es lo más divertido siempre que se viaja y lo que más pie da a la improvisación. Por eso hay que estar cambiando constantemente de meta final, para no parar nunca de moverse. Nadie dijo que fuera fácil, pero ¿y lo que vamos a disfrutar durante el proceso?

Call Now Button