Cómo disfrutar de la moto y volver sano y salvo a casa

moto

Una carretera, un destino y muchas ganas de conducir un fierro de dos ruedas. Esto es todo lo que necesitas para disfrutar de la moto y de la sensación de libertad que ofrece subirse a las dos ruedas.

La moto es velocidad, es una manera de disfrutar del asfalto sin importar cuál es la meta, tanto que no siempre es mejor la ruta más corta. Pero queremos disfrutar de la moto y volver sanos y salvos a casa. Televisión y periódicos nos muestran la cruda realidad, la de moteros que pierden la vida disfrutando de su pasión. Queremos decir basta, y para ello te proponemos algunos consejos indispensables para volver sano y salvo a casa. Tu seguridad es lo más importante.

  • Moto en perfecto estado: presta especial atención al estado de los neumáticos , pero tampoco te olvides de limpiar los filtros o cambiar el aceite antes de arrancar. Además, vigila los frenos, los amortiguadores y el nivel de los líquidos. Por supuesto, comprueba también que piñón y corona estén en buen estado, y la cadena engrasada y limpia.
  • Equipamiento seguro y confortable: no solo debes preparar la moto, sino que también debes hacerlo tú. A la hora de viajar sobre dos ruedas es recomendable optar por un casco integral o abatible y nunca por uno tipo jet o abierto, además de mucho más seguros son más silenciosos y te harán el viaje más placentero. Por otro lado, chaqueta y pantalones deben ser lo más cómodos posibles, el textil es mucho más recomendable que el cuero, y además no debes olvidar prendas impermeables, siendo más práctico un mono impermeable de una sola pieza para viajes lluviosos largos, y de dos piezas para rutas más cortas.
  • Controla el equipaje: reparte bien el peso. No debes cargar todo en un mismo lado, ya que la moto se desequilibrará. Además, asegúrate de que las valijas estén bien sujetas. También se aconseja forrarlas con algún material ignifugo ya que, a medida que se van desplazando, es posible que se aproximen al tubo de escape y se estropeen.
  • Documentación: el permiso de conducir y el DNI deben ir siempre contigo. Y por supuesto, tampoco puedes subirte a la moto sin tu seguro. Solicita el mejor presupuesto y ahorra después en disgustos.

Además, descansa cada 150 o 200 kilómetros, bebe agua para mantener el nivel de minerales en el cuerpo, respeta las señales de tráfico, conduce con moderación  y mantén las distancias de seguridad para convertirte en un experto motero que disfruta de los trazados sin tentar a la suerte.

Tú ya sabes qué debes hacer, y ahora le toca el resto. Un 15% de los accidentes mortales en moto se producen debido a  los guardarraíles. Moteros de todas partes llevan  años reclamando unas carreteras más seguras, ¡y nosotros nos sumamos a la petición! Gas y nos vemos en la meta.

Call Now Button