Seguros que todos deberíamos tener

seguro

Un seguro es como un paraguas: si llueve lo puedes abrir para resguardarte, pero si no llueve también estará listo para usar cuando lo necesites. Todos estamos expuestos a imprevistos: enfermedades, accidentes, actos vandálicos… Cuando esto ocurre nuestro patrimonio y hasta nuestra vida están en riesgo. Por ello, un seguro puede ahorrarnos numerosos dolores de cabeza. Hay tantas modalidades como puedas imaginar. Todos tienen su importancia, pero hay algunos que son realmente imprescindibles:

  1. Seguro de hogar: en los tiempos que corren, quien tiene una casa tiene un tesoro. Por esto, contratar un seguro de hogar es hoy en día casi una obligación. Un robo, un incendio o un escape de gas provocan importantes pérdidas de bienes, muebles e inmuebles. Estar protegidos frente a los mismos permite reponerse en lo material de manera más eficiente, rápida y lo menos traumática posible. Según datos recogidos, el 50% de nuestros ingresos se destinan a la compra de una vivienda. Por ello, es primordial contratar un buen seguro de hogar que nos proteja de la inversión que hemos realizado.
  2. Seguro de automóvil: los seguros de automóviles tienen por objeto fundamental reparar o indemnizar los daños accidentales producidos por los vehículos de terceros o el propio vehículo asegurador. Tener un seguro que cubra su coche, a su propietario y conductor es la forma más segura de proteger su patrimonio. Tener un coche es una inversión que debes cuidar y proteger, y de no tener una póliza de seguro puedes perder lo que tanto te costó tener por completo.
  3. Seguro de vida: un seguro de vida significa protección y tranquilidad. Su objetivo es brindarte seguridad y cuidar tu patrimonio. El seguro de vida es, además, un instrumento financiero poderoso, cuya función es asumir el papel de jefe del hogar como abastecedor de dinero cuando uno no puede seguir aportándolo. Contratar un seguro de vida es esencial si somos el sostén económico de una familia, y aconsejable además para hacer frente a una hipoteca, asegurar la educación de tus hijos y evitar a los que quieres deudas en un futuro. La posibilidad de que ocurra algo con lo que no contábamos siempre está presente, y este seguro es la garantía de que nuestros familiares, nuestros seres queridos y nosotros mismos estaremos protegidos ante cualquier imprevisto.
Call Now Button