Razones para ir de camping

Quizás cuando piensas en unas vacaciones en el camping te imagines tiendas de campaña imposibles de montar, instalaciones más bien cutres y dolores de espalda. Pero permíteme decirte que estás equivocado. Ir de camping ya no es lo que era. Y existen infinidad de razones por las que la acampada es una buena opción. Aquí van unas cuantas.

  • Cambio total de escenario.

Estamos prácticamente todo el año encerrados en el mismo círculo de oficinas, clases, ciudad… Por ello, una escapada al camping puede traerte más beneficios de los que imaginas. No importa si tienes una tienda de campaña barata, si te vas en la autocaravana o si prefieres quedarte en el bungalow, lo que está claro es que cambiarás de aires. Siempre viene bien desconectar de la rutina.

  • Diversión

La naturaleza y el aire libre siempre nos permiten disfrutar de un montón de actividades con las que divertirnos. Desde paseos en bici, hasta senderismo, baños en la piscina o en el mar, pesca o buceo. Si eres de esos a los que les gusta no dejar de hacer cosas, estás en el lugar perfecto.  Y eso sin contar el programa de animación con el que cuentan los campings, ¡un no parar!

  • Familia

Disfrutar de los tuyos, de los que más quieres, en un entorno diferente al habitual, lejos de preocupaciones y de obligaciones. Disfrútalo, esa calidad de vida que no puedes tener en tu día a día es para compartir con los tuyos. Serán momentos geniales todos juntos.

  • Conocer gente

La desconexión está asegurada, pero eso no quita que es una gran oportunidad para conocer gente y hacer amigos. Compartir restaurante, el chapuzón en la piscina, el vermú del mediodía, las cañas de la tarde o el espectáculo nocturno permite que acabes conociendo a los que se sientan al lado. Una charla, una afición en común y una amistad que nace poco a poco y de la que poder disfrutar año tras año durante las vacaciones.

  • Conocerte a ti mismo

También es un buen momento para esto, para conocerte a ti mismo, para dedicarte tiempo a ti. Tienes tiempo, no tienes presiones y solo tienes que tener ganas. Aprovéchalo, puede ser una buena terapia.

  • Sorprenderte

Cuando hayas pasado un par de días de acampada, te sorprenderás de lo diferente que te puedes sentir, de lo distendido de una vida tranquila. Claro, volveremos al ritmo normal. De hecho, ambas realidades son necesarias, pero el equilibrio siempre sienta bien.

  • Las noches

Una noche así en la ciudad es imposible. En el camping tendrás la oportunidad de ver la naturaleza tal cual es, en su máximo esplendor. Y aseguramos que te preguntarás si siempre hubo tantas estrellas ahí arriba. La respuesta es sí, pero solo en un entorno así aparecen a tus ojos para poder disfrutarlas.

  • Las mañanas

Olvídate del sonido del despertador.  Aquí tienes la oportunidad de eliminar todas las alarmas que imponen tareas y obligaciones. En cambio, podrás despertar con los sonidos de la naturaleza que sin duda es mucho mejor. Abrir los ojos con el sonido de fondo de las olas o el trinar de los pájaros no tiene precio.

  • Desconexión

Y no sólo la desconexión de estar en medio de la naturaleza, sino también la de estar alejado del móvil, el ordenador o la tablet. Con un poco de suerte, no existirá conexión wifi y el jefe ya no podrá atiborrarte a mensajes en tu merecido descanso. ¡Disfrútalo!

  • Libertad

Haz lo que quieras. Es tu oportunidad de ser realmente libre.

 

Si estás convencido, y te animas a disfrutar de unas vacaciones en el camping no te arrepentirás. Y si decides dejar en casa la tienda de campaña, y disfrutar de todo esto con un poco más de comodidad desde tu propia casa con ruedas, asegúrate de que todo esté en orden. Pídenos presupuesto para tu seguro de autocaravana o tu seguro de caravana y asegúrate de que no pagas de más pudiendo pagar menos.

Call Now Button