Razones para viajar en una autocaravana o camper por el mundo

 

Viajar en autocaravana o furgoneta camper por el mundo es una de esas aventuras que hay que vivir al menos una vez en la vida, de esas decisiones que sí o sí tienes que atreverte a tomar. Sino cierra los ojos e imagínate conduciendo por alguna de esas carreteras perdidas del planeta, ante un paisaje que enamora y en un viaje donde cada segundo es distinto. ¿Aún tienes dudas? Te contamos las razones que te convencerán de viajar en una autocaravana o camper por el mundo.

  1. Eres libre. Si tú eres uno de esos que viaja con su vehículo-vivienda, sabrás de sobra que tu gran ventaja es la libertad, la tan ansiada libertad. Tú decides la ruta, los destinos, los horarios, y todos los cambios que surjan sobre lo trazado son bienvenido. El viaje lo escribes tú.
  2. El contacto con la naturaleza. Dormirás bajo noches iluminadas por la luna y las estrellas, escucharás la lluvia caer sobre el techo, respirarás el aire puro de los árboles, llegará hasta tu olfato el olor del mar. Disfrutarás de los amaneceres más bonitos, y las vistas también las eliges tú.
  3. Descubres. Sí, descubres lo que no viene en las guías turísticas, la hospitalidad de quien no conoces, y las auténticas tradiciones y costumbres de los destinos por los que transcurres. Conduce sin prisas y vive la aventura, exprímela al máximo, no te defraudará.
  4. Tu dormitorio o jardín en cualquier lugar. Es una de esas ventajas que fascinan a todos aquellos que deciden viajar en una autocaravana o camper. Tú eliges donde pasar la noche (siempre que el lugar sea accesible para la pernocta) y tú eliges cuál es el jardín del que quieres disfrutar cada día. Dormirse entre el murmuro de las hojas de los árboles en un bosque o despertar con el sonido de las olas de mar es un privilegio que no se paga con dinero.
  5. Conocerás gente que merece la pena y que comparte tu misma pasión.  Hay gente viajando en autocaravana o furgoneta en cualquier parte del mundo. Siempre, siempre habrá alguien con quien compartir experiencias, consejos o una copa de vino. Y esos momentos, aseguramos, que merecen mucho la pena.
  6. Tu casa es tu vehículo. La autocaravana no sólo es un medio de transporte, sino que es además un hogar, un lugar perfecto para aprender, madurar, crecer y crear vínculos, el lugar perfecto para ti y tu familia.
  7. Tolerancia y respeto. Los que viajan en autocaravana saben como nadie respetar las costumbres y las culturas de los lugares por los que no solo pasan, sino que en los que también conviven. Y no sólo respetan a las personas, sino que lo hacen mucho y bien también con el medio ambiente.
  8. Valoras el ser en vez de el tener, y te das cuenta de que necesitas mucho menos de lo que tienes para vivir y ser feliz.
Call Now Button