Las carreteras más bellas del mundo

Conducir se ha convertido en una rutina, pero hay veces en las que la carretera es también sinónimo de felicidad. Un vehículo en el que confíes, un pie derecho para poner tierra de por medio, buena compañía, y paisajes espectaculares. El plan suena muy bien. Te contamos cuáles son las 8 carreteras más bellas del mundo para que perderte sea un éxito. ¡A tirar millas!

1. Ruta 40 (Argentina)

Desde Cabo Vírgenes en Santa Cruz hasta la Quiaca en Jucuy, un total de 5.200 kilómetros para disfrutar de la carretera. Recorrer la Ruta 40 es una excelente forma de conocer algunos de los más importantes destinos turísticos de Argentina. Además, da acceso a 14 parques nacionales o 26 reservas y parques provinciales, y atraviesa 5 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad. Es también una de las carreteras más altas del mundo (el puerto de montaña Abra del Acay alcanza casi los 5.000 metras sobre el nivel del mar), y a su paso por la Patagonia Austral se convierte en una de las carreteras más solitarias que existen.

 

2. Florida Keys (Estados Unidos)

¿Puedes imaginarte una carretera que se adentre más de 200 kilómetros en un mar de tonos turquesas y que te lleva de isla a isla? El sueño se hace realidad en Florida, y es posiblemente el viaje por carretera más espectacular del mundo. El hermoso recorrido atraviesa las islas que forman los cayos de Florida, y te permite disfrutar de la belleza natural del océano desde tu vehículo. Podrás observar el paraíso mientras conduces. Un auténtico lujo.

 

3. Great Ocean Road (Australia)

Esta carretera de 243 kilómetros discurre por la costa australiana y permite disfrutar de maravillas naturales como el arco de Londres o los 12 apóstoles, sendas rocas creadas por la erosión durante millones de años de los acantilados de piedra caliza en el océano. En su camino, además, podrás encontrar pueblos pequeros, selvas tropicales y parques nacionales. Espectacular.

 

4. Viaducto de Millau (carretera de París a Barcelona)

Barcelona y París son ciudades mágicas, y trasladarse de una a otra puede resultar una experiencia igual de encantadora. Si conduces entre estos dos lugares te encontrarás con el viaducto de Millau , el puente más alto del mundo. Mide 343 metros de alto y 2,5 kilómetros de largo. Se sitúa en la A-75, y recorrerlo no sólo es una experiencia excepcional por el imponente paisaje que lo rodea, sino también por ser una de esas maravillas de la arquitectura que puedes encontrarte de vez en cuando en la carretera.

 

5. Ruta 66 (Estados Unidos)

Es una de las rutas más típicas del planeta. Tiene una longitud de 3.945 kilómetros, y atraviese un total de 8 estados desde Chicago hasta Los Ángeles. Si la recorres conocerás Illinois, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona o California, entre otras muchas maravillas escondidas. En definitiva, una de esas cosas que habría que hacer al menos una vez en la vida.

 

6. Ruta Jardín (Sudáfrica)

Une Ciudad del Cabo con Puerto Elizabeth, y el recorrido es simplemente espectacular. Repleto de paisajes imponentes, pueblos pintorescos y puntos de interés turístico, puedes elegir entre dos opciones. Una es ir en dirección sureste hasta Hermanus, la capital nacional de las ballenas. La otra es recorrer el interior en una ruta complementaria, donde podrás conocer la ruta del vino o transitar cerca de decenas de granjas de avestruces.

 

7. Carretera del Atlántico (Noruega)

En sus 8,72 kilómetros, esta carretera zigzaguea sobre ocho  puentes bajos que sobresalen por encima del mar en perfecta combinación de naturaleza e ingeniería. En el año 2005 fue elegida como la construcción del siglo, y es uno de los destinos turísticos más visitados de este país. No es para menos, aunque debes tener cuidado porque también es una de las carreteras más peligrosas que existen en el mundo.

 

8. Desfiladero de la Hermida (España)

Sus 21 kilómetros de longitud hacen de este desfiladero situado en Cantabria el más largo de España. Se llega a él desde la sinuosa carretera N-621, y en su interior hay varios miradores que ofrecen unas vistas de ensueño de las grandes paredes casi verticales que lo componen, algunas de más de 600 metros. No hay que viajar muy lejos para encontrar algunas de las carreteras más bellas del mundo.

 

Call Now Button