La ruta del Quijote en autocaravana

La obra cumbre de la literatura española, El Quijote, ha hecho mundialmente conocidos los campos y pueblos de Castilla La Mancha. Por ello, recorrer esta tierra como lo hiciera el ingenioso hidalgo es la mejor manera de descubrir esta tierra que tan bien describió Miguel de Cervantes. El Patronato de Turismo de Castilla La Mancha propone un recorrido de casi 2.500 kilómetros y 148 municipios para realizar en 10 tramos, pero si no dispones de tanto tiempo existe una alternativa: una ruta del Quijote, de 600 kilómetros visitando los lugares más emblemáticos de la novela. Súbete a la autocaravana porque arrancamos viaje.

El viaje arranca en Toledo, capital de Castilla La Mancha y ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad. Existen infinidad de edificios históricos y rincones que visitar en esta ciudad , pero la mejor forma de verla en su plenitud es desde el mirador del Valle. Las vistas desde este lugar son una auténtica postal. Podrás pernoctar si lo deseas en el aparcamiento de Toledo, que tiene 100 plazas y es gratis. Se permite estacionar y pernoctar sin acampar. El casco histórico está a unos 800 metros.

rutadelquijote-autocaravanas-toledo

Antes de seguir el camino deberás visitar el castillo de Alminocid y las ruinas del castillo de Peñas Negras, para después continuar hasta Tembleque, la villa que enamoró a la reina Juna I de Castilla. Posee una de las plazas mayores más espectaculares de toda La Mancha.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una de los platos fuertes del viaje está en Ciudad Real, concretamente en Campo de Criptana. Este pueblo disfruta de la imagen más famosa de La Mancha gracias a los molinos de viento contra los que luchó Don Quijote en uno de los pasajes más famosos de la novela. El ambiente quijotesco se vuelve aún más intenso a sólo 18 kilómetros, El Toboso, patria de Dulcinea, el gran amor de Don Quijote. Podrás pernoctar en el área de autocaravanas de Alcázar de San Juan, gratuita y de 15 plazas.

rutadelquijote-toboso

La ruta sigue en dirección a Ossa de Montiel, donde se localizan dos de las aventuras más famosas del libro: la cueva de Montesinos, donde Don Quijote viaja en el tiempo, y  el castillo de Rochafrida. Podrás pernoctar en el área del camping Montesinos, en la misma localidad de Ossa de Montiel. El precio para la pernocta (de 20:00 a 10:00) y el cambio de aguas es de 9 euros para la temporada baja y 11 euros en temporada alta.

El camino continúa por el castillo de Montizón y Valdepeñas hasta llegar a otro gran hito de la ruta: Almagro, un importante conjunto histórico, que cuenta con un impresionante corral de comedias. Nuestra recomendación es que aproveches para acercarte al Parque Natural Tablas de Daimiel, a sólo 40 kilómetros, donde disfrutar de una espectacular reserva natural. Además, en este punto existe un área de autocaravanas, con 7 plazas y gratuita. Cuenta también con una buena zona de picnic para la acampada.

rutadelquijote-almagro

La siguiente parada será Puertollano, desde donde sumergirse en los campos de Calatrava. Ya el destino final será Argamasilla de Alba, el famoso lugar de cuyo nombre no quiso acordarse Miguel de Cervantes. En este lugar se encuentra la cueva de Medrano, donde se dice que Cervantes, estando preso, comenzó a escribir El Quijote.

rutadelquijote2

3 comentarios

  1. Villanueva de los Infantes es «el lugar de cuyo nombre no se quiso acordar» descubierto por profesores relevantes de la Universidad Complutense.

Los comentarios están cerrados.

Call Now Button