Los hosteleros cargan contra el autocaravanismo

 

Sus argumentos son siempre los mismos: «suponen un riesgo para la consolidación de los puestos de trabajo de las empresas turísticas». Las últimas críticas contra el autocaravanismo provienen de la Asociación de Hostelería de Salamanca, tal y como recoge ‘Salamanca al día’. Los hosteleros presentaron al Ayuntamiento su oposición a la moción relativa a la creación de un área regulada de estacionamiento y pernocta de autocaravanas. La historia se repite, y los perjudicados parecen ser siempre los mismos.

Desde hostelería mantienen que el número de plazas ofertadas en Salamanca para esta modalidad de alojamiento supera la demanda, y apuntan que la proliferación de estas áreas «suponen un riesgo para la consolidación, en particular, de los puestos de trabajo de las empresas turísticas del sector de campamentos públicos de turismo». Los representantes de los hosteleros dicen estar abiertos al estudio de las distintas propuestas «siempre y cuando no se utilice el sector de manera partidista ni con intereses políticos».

No es la primera vez que pasa ni la última. Y este verano lo hemos visto ya repetidas veces. En la playa de El Palmar (Cádiz) denunciaron a los autocaravanistas congregados para inaugurar una supuesta área de autocaravanas, que hosteleros, hoteleros y vecinos calificaron de «ilegal». Además, denunciaron durante toda la época estival la presencia de furgonetas y vehículos vivienda que, en sus palabras, «no sólo tapan las vistas de sus terrazas, sino que también van en contra de la forma de ganarse la vida de los hosteleros».

Algo parecido ocurrió en O Grove (Galicia). El sector considera que salen perjudicados si los autocaravanistas disponen de zonas propias y pueden pernoctar en la localidad sin necesidad de acudir a sus establecimientos. Entonces manifestaron que «hay una decena de campings, pero no sólo ellos salen perjudicados, sino que permitir pernoctar a las autocaravanas afectará a la hostelería en general, ya que quienes usan esos vehículos son clientes potenciales de nuestro establecimiento».

Las críticas no cesan, mientras en nuestra opinión debería ocurrir todo lo contrario. Esos autocaravanistas contra los que cargan son los mismos que compran en sus tiendas, toman un café por sus mañanas en los bares y se comen una paella un día en sus restaurantes. Pero algunos parecen no darse cuenta.

 

 

 

Call Now Button