Las mujeres conducen mejor

mujer al volante

Seguro que conducía una mujer. Déjala pasar que es una mujer. Mujer tenía que ser. Mujer al volante, peligro constante. Quizás porque el mundo del motor ha sido siempre terreno por y para el hombre o porque los tópicos de género son muy difíciles de derribar, parece que cuando las conductoras son ellas se convierten en una auténtica amenaza con ruedas. Habladurías. Y no porque la igualdad deba imperar, que también, sino porque todo ese refranero es mentira. Lo dice la estadística. Lo confirman los números: las conductoras representan el 41% del censo de automovilistas, pero suponen sólo el 9% del total de víctimas mortales en la carretera. Además, su tasa de riesgo de sufrir un accidente es seis veces inferior a la de los varones.

Los datos son del Real Automóvil Club de Cataluña, y no son los únicos que aportan. También demuestran que las mujeres mueren más como pasajeras y que los hombres fallecen principalmente como conductores. Resulta inquietante, sin embargo, el estudio sobre los heridos graves. En los últimos tiempos ha crecido el porcentaje de mujeres , hasta representar el 30%, el nivel más alto en ocho años. Aún así, el riesgo de resultar herido grave es 2,4 veces superior en los hombres.

A todo esto es cierto que hay que aplicarle un factor de corrección entre el 1,6 y el 1,8, habida cuenta de que ellas recorren una media un 25% menos de kilómetros que ellos. Esto mantendría una distancia muy significativa en la mayoría de los valores, pero acercaría de manera preocupante los de, por ejemplo, los heridos graves. Se podría ajustar más el porcentaje, pero esto no cambiaría el hecho de que las mujeres, según los números, son más prudentes.

Lo demostró también el informe SARTRE, la macroencuesta realizada a 21.000 personas de 19 países europeos, que evidenció que las conductoras son claramente más exigentes y responsables ante la normativa. A la pregunta de si endurecerían las penas por exceso de velocidad, consumo de alcohol y uso del móvil, entre otras, ellas superan de largo a los hombres a favor de leyes más restrictivas.

 

Call Now Button