Andalucía y su mar tienen un color especial

El mar Mediterráneo y el océano Atlántico bañan una provincia que es belleza, que es arte, que es tradición y que es también agua. Hablamos de Andalucía, ese lugar donde uno parece que es más feliz, donde reina el sol y el buen humor. Las opciones en esta tierra son infinitas, pueblos preciosos de paredes blancas y flores que ponen el color. Pero hoy vamos a hablar de su costa, de unos destinos perfectos para el verano, de esos lugares a los que haríamos las  maletas sin pensarlo para disfrutar del azul de sus aguas y de una Andalucía con color especial.

1. Conil de la Frontera: belleza de contraste de colores: azul de su cielo, turquesa del mar, blanco de sus casas, y oro de su arena y sus atardeceres. Pueblo de pescadores, en la Costa de la Luz, en la provincia de Cádiz. Ha sabido conservar como nadie sus tradiciones, a pesar del auge del turismo, que acude a disfrutar de sus más de 14 kilómetros de playa donde ver ponerse al sol es un auténtico regalo.

andalucia-conil-de-la-frontera

2. Nerja: situado en Mága, este pequeño pueblo marinero y agricultor de raíces árabes cuenta con un entorno paisajístico de ensueño, donde se alternan espectaculares acantilados y playas de arena dorada. Imprescindibles son las visitas a su impresionante cueva, verdadera catedral prehistórica, o al Balcón de Europa, desde el que se disfruta de una maravillosa panorámica. Para los amantes del senderismo el espectacular recorrido por los Cachorros no defraudará.

andalucia-nerja

3. El Rompido: La Flecha del Rompido se ha convertido con el tiempo en una de las maravillas de Huelva, una lengua de arena fina y dorada, considerada una de las joyas morfológicas más preciadas de España, rodeada de dunas y pinares. Sus playas vírgenes son perfectas para disfrutar de la naturaleza en estado puro.

andalucia-el-rompido

4. Tarifa: Tarifa puso de moda Cádiz, y lo hizo gracias a las cometas de colores que inundaban el cielo. Convertida en meca del kitesurf y del windsurf, se respira buen rollo y jovialidad en cada esquina. La escena que se observa desde la playa es espectacular. Tarifa divide las aguas del Atlántico del Mediterráneo, pueblo de sabor árabe, de playas inmensas en las que soñar resulta sencillo.

andalucia-tarifa

5. Almuñécar: situado en Granada, es un pueblo de sensaciones. Los amantes de la historia pueden recorrer una localidad con más de 2.000 años de historia, mientras que los que buscan y desean las cálidas aguas del Mediterráneo tienen para escoger 19 kilómetros de litoral. Numerosas escuelas de buceo enseñan la belleza de sus fondos marinos.

andalucia-almuñecar

6. Salobreña: encalomada en lo alto de peñón, este pueblo granadino nos obliga a mirarlo. Su imagen blanca, impoluta, enamora desde el primer instante. Situada en una zona privilegiada, en la Costa Tropical, es un lugar perfecto para perderse. El azul del mar, el blanco de sus casas, el marrón del peñón y el castillo, y el verde de sus cultivos son los colores dominantes.

andalucia-salobreña

7. Marbella: es conocida por sus yates, sus tiendas aptas sólo para bolsillos llenos y por las ‘celebrities’ que la visitan, pero este rincón de Málaga no sólo es eso. Tiene una luz especial, un paseo deportivo por el que merece la pena perderse sin falta de comprar nada, y una belleza que no se puede poner en duda. Una hermosa bahía cobija un rincón típicamente andaluz, con casas blancas y naranjos.

andalucia-marbella

8. Roquetas de Mar: en Almería, esta localidad es paz, relax y vacaciones. Más de 15 kilómetros de paseo marítimo con playas de aguas azules y cristalinas. Si lo que buscas es costa, mar y arena blanca, Roquetas de Mar es lo que estabas buscando. Visita obligada a su faro.

andalucia-roquetas-de-mar

 

 

Call Now Button